El dúplex portátil que viajará contigo

 In Sin categorizar

La empresa estonia Kodasema lanzará a finales de 2017 su proyecto más original: una casa portátil que se construye en siete horas y puede alzarse sobre casi cualquier superficie. Basta con imaginar el lugar y llamar a la compañía. Ellos se comprometen, en tiempo récord, poner los cimientos del hogar en el lugar mas inspirador.

La idea se presentó por primera vez en el otoño del 2015 en la Bienal de Arquitectura de Tallín. En 2016 Koda fue uno de los nueve trabajos preseleccionados para optar al Premio Pequeños Proyectos en el Festival Mundial de Arquitectura. La empresa define a Koda como «una solución que da más libertad para hacer cambios y que se adapta a las necesidades de cada cual».

A principios del S.XX comenzó a ser habitual entre la aristocracia española el tener una segunda vivienda en el norte o una casa en la Sierra de Madrid. Las temperaturas en la meseta eran muy elevadas y mostrar el cuerpo en las piscinas -y fuera de ellas- estaba mal visto.

A finales de 1950 y durante la década de 1960, el Levante español se convirtió en el segundo hogar de gran parte de la sociedad, seducida por sus temperaturas y playas. Luego llegó la transición y trasladó la capital del lujo en Andalucía, concretamente en Marbella y Sotogrande. Con el cambio de siglo las escapadas se deslocalizaron y la segunda vivienda dejó de tener sentido.

Koda se adapta al espíritu nómada y cosmopolita del hombre actual, que ansía acceder a lo desconocido pero al que, a la vez, le cuesta salir de su entorno de confort. La versatilidad de esta «casa viajera» la convierte en una vivienda de capricho, ya que puede levantarse tanto en el centro neurálgico de una gran ciudad como en plena montaña y tolera casi cualquier superficie: asfalto, arena o césped.

Su estructura mide treinta metros cuadrados que se distribuyen en dos plantas comunicadas entre sí por una escalera. En el piso inferior se encuentra un gran salón con cocina americana y un cuarto de baño completo. La planta superior, por otro lado, está reservada a la intimidad, allí se encuentran el dormitorio, un segundo servicio y un cuarto para hacer la colada.

La parte frontal de este moderno dúplex es acristalada, a través de ella el romántico viajero podrá disfrutar tanto del skyline neoyorkino como de las auroras boreales del círculo polar. A pesar de ello, sus creadores aseguran que el aislamento térmico y acustico es más que satisfactorio.

La luz eléctrica y el agua se obtienen a través de las enormes placas solares instaladas en la parte superior y podrá conseguirse energía en cualquier lugar del mundo. La casa es, por tanto, un producto sostenible que se amolda a los entornos naturales.

El estilo de la vivienda es minimalista y moderno. Conviene no sobrecargarla demasiado con elementos decorativos y muebles ya que, por un lado, en una segunda vivienda conviene deshacerse del peso de la rutina y, por el otro, se trata de una vivienda pequeña para la que se recomiendan los espacios diáfanos.

Otra de sus principales ventajas, según la empresa, son las grandes facilidades que ofrece a la hora de hacer reformas. Esas sorpresas que suelen convertirse en un contratiempo a la llegada al destino. Como desventaja: es su reducido espacio aunque, tal y como indica la propia empresa, el número de módulos que se pueden adquirir son infinitos, algo que puede convertir al pequeño apartamento en una mansión o en un «micropueblo».