Casas minimalistas, la nueva tendencia en el diseño de viviendas

 En Sin categorizar

Si has aterrizado en nuestro blog en busca de inspiración para casas minimalistas, no te pierdas este post, en él te contamos las principales características del minimalismo y te damos las nociones básicas para que puedas aplicarlo en la arquitectura de tu hogar.

El minimalismo como concepto

A principio del siglo XX, en Europa, nace la corriente minimalista en la arquitectura cuyo origen proviene del desarrollo del arte y de las profesiones artísticas que se dan en la época. Es Ludwig Mies van der Rohe, director de la Bauhaus entre 1930 y 1933, quien apoyó en gran medida a la difusión de esta corriente que, debido al nazismo en Europa, tuvo que emigrar a los Estados Unidos donde dejó tras de sí una corriente de pensamiento en base al eje del minimalismo: “menos es más”.

Los elementos imprescindibles, en la arquitectura, desaparecen en esta tendencia arquitectónica. Líneas y formas contundentes y simples, ausencia de elementos decorativos, materiales como el cemento pulido, cristal o acero en planos sencillos y composiciones geométricas llanas… son el estandarte de esta corriente. El color blanco es uno de sus elementos claves siendo una parte integral del propio diseño, maximizando así la exposición de las formas creadas.

Rasgos principales de las casas minimalistas

1. Definición en el volumen

Las casas modulares son tendencia y suelen ser el minimalismo llevado al extremo. La disposición de los volúmenes que nos permiten este tipo de edificación, nos dejan libres espacios que pueden ser aprovechados funcionalmente para guardar el vehículo, es decir, a modo de garaje, o para crear una terraza que nos invite a disfrutar de la zona exterior de la vivienda. Estructuras arquitectónicas muy interesantes que dan como resultado elementos estéticos muy atractivos.

2. Exterior como aspecto principal

Jardín, piscina, terraza… La vida en el exterior de la vivienda se convierte en la base del diseño de la misma en las casas minimalistas. Además, el paso de la luz por espacios diseñados para ello, hacen posible la integración del exterior en las distintas estancias interiores de la casa. Además, la fachada se convierte en eje principal del diseño. Los contrastes y los volúmenes cúbicos, así como los materiales utilizados en ellas, despiertan ganas de contemplarlas desde espacios reservados con tal fin e invitan a entrar para conocer más. Trazos rectos, ventanas simples y, de nuevo, una luminosidad aportada por el color blanco que lleva a la máxima expresión el minimalismo arquitectónico.

3. Interiores muy luminosos

Como comentábamos en el punto anterior, la luminosidad es uno de los requisitos indispensables en el diseño de las casas minimalistas. Centrar el diseño de la casa en base a la orientación es fundamental para garantizar la máxima entrada de luz natural. Además, la sensación de máxima claridad que aporta el color blanco en los interiores hace todavía más fácil la sensación de diafanidad característica de esta corriente. Ventanas con formas geométricas y espacios muy medidos para aprovechar hasta el último rayo de sol, son tendencia en este tipo de arquitectura.

Como vemos, la pureza y la sencillez se maximizan en las casas minimalistas. Las formas creadas predominan sobre los adornos estéticos, sin restar importancia a la experiencia espacial. Si te interesan este tipo de diseños y quieres disfrutar de habitaciones con estilo de una casa de lujo en Ibiza, echa un vistazo a nuestros proyectos, ¡no te dejarán indiferentes!